Project Description

Patas de gallo

PEDIR CITA

Patas de gallo

PEDIR CITA

Tratamiento sin cirugía para eliminar patas de gallo

Las patas de gallo son las arrugas que se producen en la piel del contorno externo del ojo como consecuencia de la contracción del músculo orbicular. Aparecen a partir de los 25 años sobre todo si tienes la piel seca y sonríes mucho.

Las patas de gallo se consideran “arrugas de expresión” en la zona de los ojos, dado esta área está sometida a una gran movilidad además la piel alrededor del ojo es más propensa a la aparición de arrugas al presentar un menor índice de elastina y colágeno.

Las patas de gallo se tratan con la toxina botulínica.

Para un resultado natural normalmente en la misma sesión se trata también las arrugas en la frente y el entrecejo.

Aplicación de la toxina botulínica en patas de gallo

La toxina botulínica (popularmente conocida como botox) – es una neurotoxina, cuya acción es bloquear el neuro transmisor responsable de transmitir los impulsos nerviosos a la célula muscular, causando un tiempo de relajación en los músculos. Cuando el músculo no recibe el estímulo nervioso, deja de funcionar además se extiende un poco y con ello la piel que está encima de él se alisa. Gracias a ello podemos eliminar las arugas y prevenir su profundización.
El botox se administra con jeringa de aguja muy fina sobre las patas de gallo. No es necesario anestesiar ya que el dolor es muy leve – comparado con una picadura de mosquito. Los lugares donde se aplica la inyección pueden estar rojos durante algunos minutos. La intervención dura pocos minutos.
Los primeros efectos de las inyecciones del botox en las patas de gallo aparecen unos 3 días después de la administración. El efecto completo se puede observar después de 7 – 10 días.
A partir de 3 – 4 meses los músculos empiezan encogerse de nuevo y la duración máxima es de 6 meses. La duración depende de cada paciente, la fuerza muscular que tenga en la zona y la calidad de producto utilizado.
La dosis de toxina botulínica – botox que se inyecta no se acumula en tu cuerpo. Sin embargo debería tomar un descanso de al menos 3 meses entre una inyección y otra para evitar el riesgo de aparición de anticuerpos que reducirán la eficacia de la toxina botulínica.
La sesión dura 20 minutos.
No debes realizar ejercicio ni hacer movimientos bruscos. Evitar tocar la zona tratada, no tumbarse boca abajo ni de lado y no utilizar casco de moto. Estas recomendaciones se deben realizar primeras 24 horas de hacer el tratamiento, teniendo en cuenta que las primeras 4 horas son las más importantes.
0
MESES

Aprovecha nuestra oferta de financiación,

hasta 12 meses sin intereses para tratamientos superiores a 1.000€. Solicite la información sin ningún tipo de compromiso.

0
DÍAS

¿No tienes tiempo entre semana?

Estamos abiertos 6 días a la semana, el sábado de 10 a 18 horas.